Blogia
Historias con Historia

Augurios y Adivinaciones

A ningún Griego ni a ningún Romano, se le ocurriría jamas acometer alguna empresa, sea cual fuera, sin antes consultar a los dioses, si estos le iban a ser propicios. Es decir, querían saber que les iba a deparar el destino (como todos). Por eso, adivinos, augures, oráculos, etc, hicieron su agosto en la antiguedad clásica.

 

 

Casi en cualquier cosa se veía la mano de los dioses y sus designios podían ser interpretados a través de las cosas más variopintas. Se observaban todos los fenómenos de los naturaleza, como las tormentas, el rayo, el trueno o los fenómenos antinaturales, como los abortos, la lluvia de piedra, temporales, etc. Pero las cosas más nimias también servían como las oscilaciones de la llama de una lámpara, el reflejo de un espejo, o a las imágenes reflejados en la superficie del agua. También el vuelo de las aves, el graznido del águila o de las aves nocturnas, el agostar de las plantas, o su crecimiento rápido. Ciertos animales, como los gatos, las arañas y las liebres presagiaban desgracias y se solía examinar el comportamiento de ciertos animales y las reacciones humanas. También las entrañas, tanto de hombres como de animales, tenían mucho que decir a quien supiera interpretarlas.

De todas las formas de adivinación o "comunicación divina" de las más usadas eran las siguientes:

El Oráculo: El más conocido era el Griego de Delfos . En el templo de Apolo estaba la Pitia(pitonisa), una especie de médium que entraba en trance y emitía palabras y sonidos que los sacerdotes interpretaban para conseguir un oráculo escrito. En muchas ocasiones sus respuestas eran bastante ambiguas, es decir, que lo mismo te valían para "blanco" que para "negro". El caso más conocido es el del rey Creso de Lidia. Le preguntó al oráculo si debía de invadir el imperio Persa y el oráculo le respondió:

"Creso, tras cruzar el río Halis, destruirá un gran imperio. "

Creso pensó que lo tenía claro. Cruzó el río Halis dirección a Persia pero allí sufrió una gran derrota y el imperio que se perdió fue el suyo.

Lo que pasaba realmente, era que en el templo de Apolo se abrían unas grietas en suelo, de una falla existente, por donde se filtraba gas de Etileno. Este gas, entre otras cosas, produce euforia y alucinaciones. La Pitia emanaba estos gases lo que le daba esa "claridad de mente" Chulo

 


Esta es la única imagen de la Pitia de Delfos. Está sentada en un trípode. La mujer tiene en la mano una ramita de laurel (árbol sagrado de Apolo) y, en la otra, una vasija que seguramente contenía agua de una fuente que burbujeaba en la cámara y portaba los gases que inducían al trance.

 

Las Suertes: O Sortes. Eran unas tablillas de madera o metal en las que se escribían distintas respuestas que eran interpretadas por el sacerdote según la pregunta realizada. No se sabe muy bien como se usaban, pero lo más probable que se colocaran en algún tipo de recipiente y se sacaran de él al azar (quizá

las extraía un niño cuya inocencia complacería a todos).

Aquí pongo algunas frases que se escribían en "las suertes".

 

-¿Por qué consultas ahora? Descansa y disfruta de la vida.

-Parirá la que antes era estéril.

-Créeme. Con dificultad puede corregirse finalmente lo que se ha torcido.

-¿Crees lo que dicen? Las cosas no son así. No seas tonto.

 

-Si eres prudente ten cuidado de que no surjan certezas a partir de lo incierto.

Astragalomancia: Los que tenemos ya unos añitos, recordaremos el juego de las "Tabas". Era un juego infantil (sobre todo de niñas, pero hemos jugado todos) que se jugaba con unos huesecillos de oveja llamados astrágalos o tabas. Pues bien, el origen de este juego (ya perdido?) viene de un viejo método de adivinación que empezaron usando los Griegos.

 

 

 

 

El suplicante iba al templo y después de una oración y quizás de una ofrenda, lanzaba las cinco tabas de una vez o una taba cinco veces. Cada cara del hueso tenía asignado un valor y según los números que salieran, el sacerdote interpretaba la tirada. Disponían hasta de una tabla donde se podía leer el resultado. Por ejemplo, el número 16 correspondía a "No se saca fruto de un brote marchito.". En una tablilla encontrada se pueden leer hasta 23 de ellos. Pongo algunos más...

30. El Dios Apolo dice que tendrás éxito en todo lo que hagas.

18. Es necesario trabajar, pero el cambio será magnífico.

13. Caminarás con más facilidad si reposas un momento.

Onimorancia: Tratar de ver el futuro interpretando los sueños es casi tan antiguo como el mismo dormir. Se ha conservado un tratado escrito por Artemidoro en el siglo II. d. C. titulado "la interpretación de los sueños", que es una fuente de información muy importante para ver qué soñaban griegos y romanos y las diversas interpretaciones que daban a sus sueños. Reunió un amplio catálogo de más de 3.000 sueños con su simbología correspondiente. Pongo un par de ellas de ejemplo.


Ver en sueños a un cocinero en la casa: Es un buen presagio para los que proyectan casarse, ya que su presencia es indispensable en las ceremonias nupciales. También resulta positivo para los pobres, puesto que recurren a sus servicios aquellos que tienen manjares en abundancia. En cambio, pronostica a los enfermos una crisis aguda.

Pegar a la madre: Es un acto que va contra la ley, y sin embargo, si se trata de un alfarero puede ser ventajoso. En verdad, llamamos madre a la tierra y los alfareros moldean esta materia dándole golpes. En consecuencia, el alfarero conseguirá mucho trabajo.

Nota: En la serie Roma sale una escena donde se sacrifica un toro y una mujer es bañada en su sangre. Ese rito también es de adivinación, se llama "Taurobolium" y en esta página hay una explicación muy interesante de en que consiste con un vídeo de la serie. Muy recomendable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Iñaki -

Pues sí... Los horóscopos, tarot y demás zarandajas actuales, son tan fiables como leer las entrañas de un pollo ;-).
Carlos: Las tabas también aquí se practican como juego. Lo que creo es que han desaparecido. ¿Habrá algún chaval de menos de 20 años que las conozca?
Manolo: "El Adivino" es una ejemplo de lo manipulable que es la gente por culpa de las supersticiones. Ah... y todo Asterix y Obelix es muy recomendable.
Un saludo y gracias por leerme.

Manolo -

Apasionante.

Lectura recomendada: Astérix y Obélix: El Adivino.

Carlos -

Yo conocí las tabas en la escuela primaria, lo único es que para los argentinos la práctica (hasta donde la conozco) tiene carácter de juego, y se lo conocer también como "payana". Muy lindo artículo. Saludos.

Marc G. -

Otro escéptico.

Curioso lo de las supersticiones.

Ginebra, te lo inventabas tú y se lo inventan los de la tele y seguro que también los romanos y griegos. La cuestión es ser lo suficientemente ambiguo y generalista para poder encajar en cualquier tema de los que hay: dinero, salud y amor básicamente.

Ginebra -

Nunca me he fiado de esas adivinaciones. Supongo que influirá el hecho de que durante una temporada me dedicara a escribir los horóscopos de un diario y, por supuesto, me los inventara alegremente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres