Blogia
Historias con Historia

La Armada Invencible... Inglesa.

 

Más o menos, todos hemos oído hablar alguna vez de la "Armada Invencible" , uno de los más sonoros fracasos de nuestra historia. Y digo fracaso, que no derrota, porque a pesar de la "leyenda negra" española y de toda la mala prensa que se ha hecho, el desastre de la Armada invencible fue un fiasco nuestro y no una victoria de ellos. La prueba es que en los enfrentamientos que hubo, la suerte acompañó casi siempre a los nuestros y que casi todos los barcos de guerra pudieron volver, más o menos bien, y refugiarse en el puerto de Santander, perdiéndose principalmente los barcos mercantes y de transporte.

Pero lo que los hijos de la Gran Bretaña no cuentan (o lo cuentan bajito) es que, solamente un año después, ellos construyeron otra gran armada a la que llamaron la "Armada Inglesa" o la "Contraarmada" y esa sí sufrió una aplastante derrota sin paliativos.

Esta gran "Armada Inglesa" la comandaban Francis Drake y John Norreys (por eso también se conoció como la "expedición Drake-Norreys") y fue mandada construir por la reina Isabel I para aprovechar la debilidad Española después de lo de la "invencible". La flota la constituían un total de 146 barcos donde iban embarcados, entre marinería e infantería, más de 20.000 hombres.

El plan era acabar con la flota española del Atlántico atacando primero Santander donde sabía se encontraban la mayoría de los maltrechos galeones que se estaban reparando. Después irían a Portugal (en manos españolas por aquel entonces) donde con ayuda de algunos aliados tratarían de hostigar la península desde el interior y por último conquistar las islas Azores para "incordiar" desde allí nuestra "ruta de las Indias" .

El 13 de Abril de 1589 la armada inicia su periplo, pero la cosa empezó mal. Por razones poco claras, Drake pasa de atacar Santander y se dirige directamente a la Coruña. Allí atacan la ciudad ferozmente durante diez días y se produce un hecho que a mí, personalmente, hace que me salga una sonrisa maliciosa y es que vosotros imaginad la escena.

Los Británicos consiguen abrir una brecha en los muros de la ciudad por donde penetran un escuadrón de ingleses con un joven e intrépido alferez al frente. El susodicho lleva una bandera de su regimiento en una mano y en la otra su espada que agita con vehemencia mientras arenga a sus chicos... "¡Attaaack....! ¡By Englaand..! ¡God save the queen!" o lo que griten estos.

El alferez ya se ve con galones de teniente y avanza sin encontrar apenas resistencia pues los defensores andan algo liados batiéndose al otro lado de la ciudad y no se han enterado del descosido que le han hecho. En esto, al doblar una esquina, los ingleses se encuentran cara a cara con María Pita, una gallega en toda regla, de las de armas tomar y a la que acaban de matar al marido que yace en el suelo cerca de ella.

 

María al verlos se pilla un rebote de mil demonios y arremangándose el faldón se dirige hacia ellos... "¿Habéis matado vosotros a mi maridiño? ¡Os vais a enterar!" (esto con acento gallego, que a mi no me sale). El asombrado alférez, viendo lo que se le viene encima, trata de aguantar con toda su flema inglesa... "Madam... I don’t know... ¡Oh, my god...!"

No se sabe que fue lo que utilizó. Unos dicen que el sable de su marido muerto, otros que una lanza que estaba tirada cerca o tal vez el rodillo de cocina, poco importa. El caso es que al alferez lo deja listo de papeles mientras grita, avisando a sus compatriotas, por donde se les están colando.

Los coruñeses acudieron presto a la defensa y los ingleses, después de una frugal resistencia, deciden poner pies en polvorosa siendo "corridos a gorrazos", con María Pita al frente, hasta más allá de las murallas. (NOTA: Pido perdón, especialmente a los coruñeses, por el pequeño pitorreo. Pero es que yo creo que el asunto tuvo que ser más o menos así. ;-) )

Después de esto, Drake decide abandonar y embarca dejando más de 1.500 muertos en tierras coruñesas dirigiéndose a Portugal, la segunda parte del plan.

Llega a Lisboa esperando no encontrar demasiada resistencia pues confía en los aliados que tienen en tierras Lusas. De nuevo se equivoca. Sus aliados resultaron no ser tan fuertes como creía y cuando llega frente al puerto de Lisboa es cañoneado sin piedad.

Perdida la sorpresa inicial y con apenas 2.000 hombres aptos para luchar, el objetivo de conquistar las Azores se torna imposible por lo que Norreys regresa a Inglaterra con la mayoría de la flota mientras Drake se queda pirateando por el Atlántico, a ver si consigue rentabilizar un poco tan desastrosa expedición.

Las consecuencias para la corona Inglesa fueron poco buenas. Además de perder la oportunidad de atacar la flota española en horas bajas, los costes de la expedición agotaron el tesoro real de Isabel, recuperado durante su largo reinado. A la poderosa armada inglesa le costó bastante recuperar su antiguo esplendor. España, en cambio, a pesar de una bancarrota que se dio en 1596, recuperó rápidamente su poderío naval superando incluso al poder naval de antes de la "Armada Invencible". Poderío que duraría hasta Trafalgar, lugar donde sí que recibimos un serio correctivo del que la armada española no volvería a recuperarse.

 

Más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Armada_Inglesa

http://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Pita

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

pepu -

buena historia espero que escribas muchas más

yprh -

¡Jope! ¡qué interesante! ¡qué blog tan chulo!

Fort Kiddiwanee -

"NOTA: Pido perdón, especialmente a los coruñeses, por el pequeño pitorreo. Pero es que yo creo que el asunto tuvo que ser más o menos así. ;-) )"

Más que perdonado.

Me imagino a mi madre o a mis tías o cualquiera de las pescaderas de la Plaza de Lugo detrás del alferez corriendo y gritando barbaridades.

Enhorabuena por el blog.

Ramon -

Me decido por primera vez a publicar un comentario en tu blog. La entrada me parece magnifica; viajo mucho a Galicia y la última vez me pregunté por la historia de esa estatua que hay en la Coruña de una señora con una lanza. No conocía la historia y me ha parecido muy buena.

Respecto a tu forma de contarla... Ni caso al que se queja en el primer post. El sentido del humor, lo primero.

Mi mas sincera enhorabuena.

JAAC -

Una vez más, como siempre, mi enhorabuena por tu entrada. El humor es una de las mejores cosas de la vida, en todas las circunstancias.
Respecto a la historia que cuentas, otra vez más, gracias por traernos tanta información perdida. Las derrotas españolas siempre son más grandes que las de los demás, incluso que las propia victorias.

martin -

qué grande es este blog!!!!

Alexiei -

Qué triste que ahora haya que andar pidiendo disculpas por todo, en lugar de que una mínima competencia lectora haga comprender que el tono de lo que se está narrando es sencillamente humorístico. Cuanto más necios y menos competentes como lectores, más infantiles y con menos sentido del humor, esto es, menos inteligentes. Bien por el autor, pero es una pena que tenga que interrumpir el discurso para pedir disculpas.

héctor -

No creo que esos comentarios puedan ofender a nadie.Soy de Zaragoza, y en efecto Agustina si que es aquí reconocida, pero más como simbolo y lo que representa.

Enhorabuena por tu blog.

buenos vientos.

H.

Oliram -

No me siento nada ofendido.
Evidentemente soy de Coruña.
Más me ofende el desconocimiento de estos hechos historicos y sin embargo todos conocen a Agustina de Aragon y lo que hizo con los Franceses.

Patroklo -

Que puta ni que niño muerto, bocas, ni que se hubiera cagado en la coruña y sus habitantes. Nos cuenta un hecho que al menos yo no conocía y me ha interesado bastante y a quejarse, ala, puto país, quejarse por todo.

Francisco -

"NOTA: Pido perdón, especialmente a los coruñeses, por el pequeño pitorreo. Pero es que yo creo que el asunto tuvo que ser más o menos así. ;-) )"

Pues Puta la gracia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres