Blogia
Historias con Historia

Historias Intemporales

Frases Famosas que Nunca se Pronunciaron

Pues sí, muchas frases y grandilocuentes afirmaciones que continuamente escuchamos o decimos y que son atribuidas a grandes personajes históricos, en realidad, se ha tergiversado su significado, cambiado las palabras o directamente, nunca han sido escritas o pronunciadas por nadie. Aquí van unas cuantas bastante conocidas.

El fin justifica los medios:

"Il fine giustifica i mezzi" famosísima frase atribuida a Maquiavelo no aparece escrita en ninguna de sus obras ni se tiene constancia de que la pronunciara jamás. Lo más parecido (en su significado que no en su forma) aparece en su libro "Historia Florentina (III)" y dice:

"Aquellos que triunfan nunca resultarán avergonzados por el modo como hayan triunfado"

Lo cierto es que dista bastante de la frase en cuestión aparte de que es ridículo pensar, en que nadie antes de Maquiavelo, no haya expresado de alguna manera tan "magnífica excusa" para hacer lo que a uno le venga en gana.


¡Con la Iglesia hemos topado!

Este es un claro ejemplo de una frase tergiversada. Está extraída del Quijote de Cervantes y la frase exacta es:

"¡Con la iglesia hemos dado, Sancho!"

A primera vista puede parecer lo mismo, pero pongámonos en situación. Quijote y Sancho están llegando al Toboso de noche y a oscuras...

"Guió don Quijote, y habiendo andado como doscientos pasos, dio con el bulto que hacía la sombra, y vio una gran torre, y luego conoció que el tal edificio no era alcázar, sino la iglesia principal del pueblo.

-¡Con la iglesia hemos dado, Sancho! "

Claramente, el sentido un poco peyorativo o irónico contra la iglesia que tiene hoy en día esta frase no existe. Primero porque no se encuentran con la Iglesia como institución (que hubiera escrito con mayúscula), sino con el edificio de una iglesia y segundo porque el sentido de "topado" (chocar) es diferente al de "dado" (encontrado).


El estado soy yo.

La tradición pone esta frase en boca de Luis XIV de Francia cuando, enterado que el parlamento de París se había reunido a sus espaldas, interrumpió su cacería y se presentó allí ataviado con su traje de montería. El presidente del parlamento le hizo un comentario al monarca acerca del bien del estado a lo que Luis XIV le contestó con su lapidario "El estado soy yo".

Pues bien, los más respetables historiadores niegan que esto haya pasado de esta manera, y como mucho, el rey se limitó a imponer silencio con un gesto. Al parecer, Luis XIV, que sólo tenía 17 años, era poco agraciado, poco expresivo y muy parco en sus palabras, así que es difícil atribuirle una frase de tal empaque.


Elemental, querido Watson.

Esta frase tan famosa y que casi todos pensábamos que Sherlock Holmes había nacido diciéndola, en realidad no sale en ninguna de las muchas novelas del genial detective. Lo más aproximado aparece en un relato titulado "El jorobado" y que publicó Conan Doyle en una revista en 1893. Ocurre cuando Sherlock, de un vistazo, averigua que Watson ha estado últimamente muy liado con su trabajo. Watson extrañado le pregunta como lo ha adivinado.

"- Cuando su ronda de visitas es corta, usted las hace a pie, y cuando es larga coge un coche de alquiler. Como estoy viendo que sus botas, aunque usadas, no están ni mucho menos sucias, no puedo dudar de que hoy ha estado lo suficientemente atareado para justificar el empleo de un coche de alquiler.

- ¡Bien deducido! -Exclama Watson.

- Es elemental. Es uno de esos casos en los que el razonador puede producir un efecto que a su vecino le parece extraordinario..."

La frase no vuelve a repetirse y desde luego no tiene la carga de vanidad que tiene el "Elemental, querido Watson"


Se puede engañar a todo el mundo alguna vez y a alguna persona todo el tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Esta frase se dice que la pronunció Abraham Lincoln el 8 de Septiembre de 1858 en el estado de Illinois cuando se presentaba a las elecciones para senador. El problema es que no se encuentra registro de ella en ningún periódico ni crónica de la época. Tan solo aparece en un libro de finales del siglo XIX escrito por un coronel quien dice mantuvo con él esta conversación. Se duda mucho de la versión de este coronel aunque distintas investigaciones se han esforzado por adjudicársela a Lincoln ya que es una frase que adorna en gran manera la vida de cualquier gobernante.


No estoy de acuerdo con lo que decís, pero defenderé hasta la muerte vuestro derecho a decirlo.

Esta preciosa afirmación es atribuida a Voltaire, pero ningún erudito ha sido capaz de encontrarla en ninguno de sus escritos, ni tampoco el mínimo rastro de que haya sido pronunciada por él. La frase aparece por primera vez en un libro titulado "The friends of Voltaire" escrito por Beatrice Hall. La pega es que a Voltaire y esta escritora los separan casi doscientos años.

A pesar de que todas estas frases quizás no tengan el origen que pensábamos, no se les puede negar la gran carga expresiva que poseen alguna de ellas por lo que espero que no por esto se dejen de usar cuando sea preciso. Simplemente y usando una frase que sí que es de Voltaire...

"A los vivos se les debe respeto y a los muertos sólo les es debida la verdad"

 

 

Extraído del libro:

Grandes Mentiras de la Historia de Pedro Voltes.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Que en Paz Descanse... O no.

Que uno la palme no significa necesariamente que le vayan a dejar en paz (al menos en este mundo terrenal). Son numerosas las ocasiones que las personas, casi siempre movidas por un exceso de admiración o de animadversión, no permiten que los restos de un finado descansen tranquilamente, conviertiendo su muerte en una odisea peor aún que la que pudieran pasar en vida. Aquí van algunos ejemplos.

Máscara mortuaria de cera de Oliver cromwell

Oliver Cromwell, político y estadista inglés, tiene el merito de ser el culpable del único periodo de república que ha tenido la siempre muy monárquica Inglaterra. Murió en 1658 de causas naturales y fue enterrado con honores en la abadía de Westminster, pero cuando la monarquía recuperó el poder quisieron cobrárselas todas juntas. Desenterraron el cuerpo y fue arrastrado con un trineo por las calles de Londrés para luego ahorcarlo. Al anochecer lo descolgaron y fue decapitado (cuentan que necesitaron ocho hachazos).

Cabeza de Cromwell. La nariz dicen que la rompieron cuando lo descolgaron del patíbulo.

Su cuerpo se arrojó a un foso y su cabeza, clavada en una lanza, fue subida al tejado de Westminster donde permaneció expuesta durante... ¡veinticuatro años! En 1685 una tormenta hizo que cayera y un guarda real la cogió manteniéndola oculta hasta que en 1710 apareció en un espectáculo de curiosidades. La cabeza siguió cambiando de manos pasando por un actor, un joyero y una exposición hasta que finalmente, en 1960, la cabeza fue discretamente enterrada en los jardines del Sydney Sussex College.

 

Jeremy Bentham.

El filósofo británico Jeremy Bentham (1748-1832) donó al morir todas sus posesiones al University College Hospital de Londres aunque puso una extraña condición. A cambio pidió que su cuerpo fuera embalsamado y de esta manera presidiese todas las reuniones de la directiva del hospital. La fortuna de Jeremy debía de ser importante pues el hospital accedió a ello montando en una urna de cristal el esqueleto vestido con sus ropas y sujetando su bastón preferido.

Su cabeza fue sustituida por una réplica de cera y así de este modo, Jeremy estuvo presidiendo las reuniones durante noventa y dos años.

 

Charles O’Brien, un irlandés que medía más de dos metros y que a mediados del siglo XVIII pasaba por ser el hombre más alto del mundo, se había enterado de que un científico llamado John Hunter codiciaba su cadaver para incluirlo en su museo particular. Para evitar caer en las manos del científico, Charles lo dispuso todo para que su cuerpo fuera colocado en un feretro de plomo y arrojado al mar. Sin embargo, cuando el gigante irlandés murió, John Hunter logró sobornar a sus enterradores y se hizo con el cuerpo al que hirvió para preservar su esqueleto.

Durante siglos se ha expuesto en el Royal College de Londres compartiendo vitrina con el esqueleto de una pequeña siciliana que medía medio metro de altura.

 

James Scott, duque Monmouth e hijo ilegítimo de Carlos II de Inglaterra fue decapitado en 1685 acusado de rebeldía, en una ejecución que necesitó cinco golpes de hacha. Sin embargo, antes de ser enterrado y sin que se sepa de quien fue el "capricho", se tomó la decisión de que debía de realizarse un retrato del duque para que legase sus rasgos a la posteridad.

De este modo, se le volvió a coser la cabeza al cuerpo para poder pintar el retrato que aún se conserva.

 

Un caso mucho más reciente es el de Albert Einstein. Al parecer, la noche que se diseccionó el cadaver del científico, decenas de personas acudieron a contemplar el cuerpo del genio y, según palabras del oftalmólogo personal de Einstein, "cada uno agarró lo que pudo". Él mismo confesó haber cogido los ojos que todavía conserva en una caja fuerte y que de vez en cuando contempla.

El cerebro también sufrió una odisea de más de cuarenta años para terminar convertido en 240 pedazos que se repartieron entre varios científicos de todo el mundo. Puedes leer todos los detalles de esta truculenta historia en Fogonazos.

 

 

Visto en el libro:

El Libro de los Hechos Insólitos de Gregorio Doval.

Premios Darwin con Historia

Un Premio Darwin es un premio irónico que toma su nombre del creador de la teoría de la evolución Charles Darwin, basándose en el supuesto de que el ser humano mejora genéticamente accidentalmente, matándose o esterilizándose por un error absurdo o un descuido. Aunque estos premios vienen "otorgándose " desde hace unos pocos años, sin duda, la historia está plagada de personajes que son merecedores de recibir este galardón. He aquí algunos ejemplos.

 

Menelik II

El emperador de Abisinia Menelik II (1844-1913) sufría una dolencia del corazón sin que sus médicos acertaran a dar con el remedio adecuado. En vista de los escasos resultados y movido por su fe, cogió su biblia particular y arrancando una a una las páginas del "Libro de los reyes", se las fue comiendo. Naturalmente, el emperador no sólo no mejoró sino que murió a los pocos días. Eso sí, no fue del corazón.

 

Estatua de Milón de Crotona

El gran atleta griego Milón de Crotona , ganador de numerosas competiciones y famoso por su extraordinaria fuerza, murió cuando en su vejez, quiso acabar de rajar un árbol entreabierto usando la fuerza de sus brazos. En el intento, las manos se le quedaron aprisionadas en el tronco y al anochecer fue devorado por los lobos.

 

Pinkerton(izq.) junto a Abraham Linlcon.

Allan Pinkerton (1819-1884), fundador de la primera agencia de detectives, la famosa Agencia Pinkerton, murió al morderse la lengua en un traspiés y contraer gangrena.

 

Ludovico Pío

Al emperador Ludovico Pío (778-840) tercer hijo de Carlomagno y sucesor en el trono del Sacro Romano Imperio Germánico, se asustó tanto al presenciar un eclipse solar, que literalmente murió de terror.

 

Enrique Granados.

El compositor español Enrique Granados (1867-1916), quién tenía verdadero terror al mar, volvía de Nueva York en el vapor Sussex cuando este fue torpedeado por un submarino alemán. Al sentir el impacto, Granados presa del pánico, se lanzó al agua. Su mujer, que viajaba con él, se lanzó al agua en un desesperado intento por rescatarle pero fue inútil, ambos perecieron. Lo lamentable, es que el barco no sufrió apenas daños y llego a puerto sin demasiados problemas. Granados y su mujer fueron las únicas víctimas.

 

Arnold Bennet

En 1931, el novelista inglés Arnold Bennet (1867-1931), quiso demostrar a las "incultas" gentes de París que el agua no era la causa de la epidemia de tifus. Para ello, delante de gran cantidad de público, se bebió un vaso de aquel agua. Naturalmente, murió de tifus a los pocos días.

 

Robert Leach junto a su tonel.

En 1911, un tal Robert Leach, se tiró por las cataratas del Niagara metido dentro de un barril. Leech sobrevivió a la caida a pesar de romperse casi todos los huesos del cuerpo y una vez recuperado inició una gira mundial para dar conferencias sobre su experiencia. En Nueva Zelanda resbaló con la piel de una naranja y murió a causa de las complicaciones resultantes de la caida.

 

Cinturon de campeón de lucha.

El gigantesco luchador Turco Yusuf Ismael volvía en 1897 de una gira por Estados Unidos cuando el barco en que viajaba naufragó. Aunque todo el pasaje pudo salvarse, Yusuf murió ahogado al negarse a deshacerse de los cinturones de oro que había ganado en sus combates.


 

Visto en el libro:

El Libro de los Hechos Insólitos de Gregorio Doval.

 

Humor en Blanco y Negro

Como voy a estar entre diez o doce días sin poder actualizar el blog (avisaos quedaisTodo bien) y voy a estar algo desconectado de todo esto, he pensado en comenzar a desengacharme desde ya.

Por este motivo, la última entrada hasta mi vuelta, no será sobre historia y me voy a marcar un "Off-Toppicazzo".

Por medio de un E-Mail (mil gracias a 150bel) he desubierto a un tal René Maltête, un fotógrafo francés(1930-2000) al que definen como un "fotógrafo Humanocómico" cuya peculiar visión de la vida me ha sorprendido y agradado tanto, que es de esas cosas que te apetece compartir.

René es un fotógrafo de lo cotidiano, del día a día, pero visto desde su especial punto de vista. Su genial enfoque logra que la escena más trivial se convierta en un divertido guiño provocándote un sonrisa y hacer eso con la rutina diaria, creo yo, tiene mucho merito. Espero os gusten. Hasta la vuelta.

 

A veces la ayuda no es suficiente

¿El ser humano termina pareciéndose a lo que vende?

¿Estaba señalizando a la derecha?

Prisión - abierto. ¿?

Un ser de cuatro piernas y una cabeza

¿Vienes mucho por aquí, cuerpazo?

!Extraordinario Incendio¡

Esta vez voy a ganarle.

¡Qué frío! Ahora vuelvo.

¡Qué estoy trabajando!

¿Un personaje de Star Wars a la española?

Descarga de agujeros.

No hay duda que el chaval sale a los padres.

Me ha parecido ver una linda sirena.

Sssss... Gente trabajando.

¡He ganado yo! ¡No, he ganado yo!

Ya que hoy vamos de Off-toppic, aprovecho para recomendaros un blog. No tiene nada que ver con la historia, pero en este mundo de internet, tan ruidoso a veces , es un alivio encontrar la página de 150bel . Un pequeño oasis donde sólo encontrarás luz azul, formas bellas y bonitas palabras. Es decir, buen rollito. ;-)

Historias de Palabras II

Historias de Palabras II


El lenguaje, y con él las palabras, ha acompañado al ser humano a lo largo de su historia. Por este motivo también muchas de las palabras que usamos habitualmente tiene una historia que en la mayoría de los casos es sorprendente.

Arteria: Las arterias en los cadáveres acostumbran a estar vacías, por eso el griego Praxágoras , a estos vasos sanguíneos, les dio el nombre de ártheria que significa tubo hueco, por donde según él, circulaba el aire por el cuerpo. Aunque desde tiempos de Galeno(129-199) se sabe que esto no es así, el nombre ha permanecido invariable.

Azafata: Un azafate era como llamaban los árabes a una bandeja donde las mujeres ponían sus joyas, perfumes y demás... Posteriormente azafate sería la doncella que portaba esta bandeja y que ayudaba a las grandes señoras a vestirse y acicalarse.

Bigote: Cuando Felipe I El Hermoso llegó a España para ser coronado, vino acompañado de una camarilla de caballeros alemanes y flamencos que lucían unos imponentes mostachos que continuamente se atusaban a la vez que exclamaban con grandes voces: ¡bi Gott!, algo así como !Pardiez! o ¡Vive Dios!. Con cierto tono de sorna, los españoles, comenzaron a llamar a estos extranjeros y a sus mostachos los Bigotes.

Gay: Fueron los antiguos galos quienes comenzaron a usar la palabra gay(alegre, amigo de los placeres) para referirse a las personas que practicaban el amor homosexual. Posteriormente se designaba así a las prostitutas y a cualquier indeseable social pero fueron los británicos quienes comenzaron a usarla como insulto hacia los homosexuales.

Melancolía: Viene del griego y esta formado de dos palabras mélan que significa negro y khole que significa bilis. Y es que para los griegos, la tristeza y el mal humor, es decir, la melancolía, era una subida de la "bilis negra"

Paparazzi: Proviene de Paparazzo que es el apellido de un personaje de la película de Fellini , La Dolce Vita cuya profesión es la de.... pues sí, fotógrafo de prensa.

Persiana: En el siglo XVIII corrió por Francia una fuerte moda por lo oriental y especialmente por lo Persa. Fue entonces cuando se impuso la utilización de las persienne (propio de persia) para las ventanas, ya que eran como las usadas por los Persas.

Quinto: Los quintos nacieron en un mandato de Felipe V en 1752 con el que pretendía acabar con los privilegios de las clases favorecidas en los reclutamientos . Según esta orden, se debía de agrupar a los mozos reclutables de cada localidad en grupos de cinco y el último de cada grupo, es decir, el quinto, era el que "chupaba mili".

 

Felipe V

 

Trapichear: En los tiempos de la colonización Española en América, existieron unos pequeños talleres de tipo familiar donde se manufacturaba caña de azúcar, cereales, metales... y que se llamaban trapiches. Debido a la poca importancia y venta de estos negocios, se comenzó a usar la palabra trapichear para designar las pequeñas ventas o la venta al menudeo.

Tosco: Los romanos llamaban tuscus a aquellos que vivían en el Vicus Tuscus, que era el peor barrio de la ciudad. Posteriormente, por extensión, se llamaba tuscus a cualquiera que fuera desvergonzdo, basto o grosero.

 

Más en:

Historias de las Palabras I

Visto en el libro:

Palabras con Historia de Gregorio Doval.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una Calle para Blas de Lezo.

Una Calle para Blas de Lezo.

 


Blas de Lezo es, sin duda, uno de los más vergonzosos ejemplos de ingratitud y olvido que los españoles hemos tenido para nuestros héroes y de eso, por desgracia, sabemos un rato. Por esta razón, se está realizando una recogida de firmas para que al menos, una calle en Madrid lleve su nombre y honre en algo su ilustre memoria. La carta en cuestión lleva el siguiente texto:

A.A.: "Excmo. Ayuntamiento de Madrid"

Solicitamos al Excmo. Ayuntamiento de Madrid la asignación del nombre de "Blas de Lezo" a alguno de los viales o plazas del municipio de Madrid.
Blas de Lezo y Olavarrieta nacido en Pasajes (Guipúzcoa) el 3 de febrero de 1689, fue un almirante español que durante 40 años participó en 22 combates de los que siempre salió victorioso a pesar de sufrir terribles mutilaciones pues prontamente quedó tuerto, cojo y manco. Su trayectoria vital es impresionante, enormemente extensa y desconocida para la mayoría de los madrileños, pero destaca sobremanera, ya siendo toda una leyenda para toda Europa, la defensa de Cartagena de Indias en 1741. En dicho episodio, que finalmente le costaría la vida, derrotó a una armada inglesa de 186 barcos y cerca de 25000 hombres, con sólo 6 navíos y 2500 hombres. Se trata de un hecho asombrosamente e injustamente olvidado por la historiografía inglesa y española. Blas de Lezo manteniéndose invicto falleció tras la batalla el 7 de septiembre de 1741. Su brillante carrera aseguró el dominio marítimo del Imperio Español durante 60 años más. Fue uno de los mejores estrategas de la historia de la Armada Española, y al mismo tiempo uno de los mayores desconocidos que terminó muriendo en el ingrato olvido.
Por ello solicitamos que atiendan nuestra petición para honrar la memoria de tan ilustre español sin el cual nuestra Historia y la de Sudamérica hubiera sido bien distinta.

 


 

Pienso que tenemos una deuda con este gran marino y como decía mi abuela que "de bien nacido es ser agradecido", te invito a que pases por esta página donde podrás firmar la solicitud.

Si tienes dudas o no conoces bien la increíble historia de Blas de Lezo, cuelgo un vídeo muy entretenido e ilustrativo de este gran hombre.


También puedes darle un meneo.


Visto en:

El Guarida de Goyix (Página muy recomendable.)

Expresiones con Historia

Expresiones con Historia.

Diariamente usamos un sinfín de expresiones como: "A ojo de buen cubero", "Tirar la casa por la ventana", "no hay tu tía"... Son expresiones que nos son muy familiares pero que fuera de contexto o para un extranjero que aprenda nuestra lengua pueden sonar algo extrañas... Y sino decirle, por ejemplo, a un ingles "!Good hours, green sleeved¡"(a buenas horas mangas verdes)... Seguro, seguro que, como poco, te miran raro :-) . Bueno, pues para evitar que esto ocurra, vamos a ver de donde salen algunas de estas expresiones y así al menos podremos explicárselo un poco mejor.

 

"A buenas horas mangas verdes":

 


Durante el reinado de los reyes Católicos se crearon los cuerpos de la "Santa Hermandad". Su función era la de ayudar en cualquier tipo de emergencia y vestían un uniforme cuyas bocamangas eran verdes. Lo que ocurre que se ganaron a pulso la fama de impuntuales pues cuando llegaban a donde eran requeridos ya se habían cometido los desmanes o siniestros. Incluso, las mismas gentes del pueblo habían solucionado el problema, por eso cuando se les veía llegar le solían gritar lo de "¡A buenas horas mangas verdes!"

 

"Tirar la casa por la ventana":


En el siglo XIX se impuso la costumbre de que a aquel que le tocaba la lotería, tiraba los enseres de su casa por la ventana... Literalmente los muebles se iban a la calle.

 

"No hay tu tía":


Tiene su origen en un ungüento medicinal que en épocas pasadas se aplicaba como remedio para todos los males y que se llamaba atutía o tuthía, vocablos que derivan del árabe altutiyà. El dicho "no hay tu tía", que es una modificación de no hay atutía, se empleaba para indicar que una enfermedad no tenía remedio ni aplicando el virtuoso preparado.

 

"A ojo de buen cubero":


La frase hace referencia a las medidas de capacidad de las cubas destinadas a contener agua, vino, aceite u otro líquido. Las cubas eran fabricadas una a una por el cubero, y su capacidad variaba enormemente dependiendo de las diferentes normativas de medidas dictadas por los señores feudales.

 

"Pasar la noche en blanco":


 

El origen viene de cuando ciertas órdenes de caballería exigían al aspirante, pasar una noche en vigilia velando armas, antes de ser nombrados caballeros. Esa noche el caballero la pasaba vestido con una túnica de color blanco por lo que se decía "pasar la noche en blanco".

 

"Dársela a uno con queso":


En la edad media, los vinos de la Mancha disfrutaban ya de merecida fama y eran muchos los taberneros y bodegueros de toda España que acudían a tierras manchegas para comprar buen caldo. Pero cuando, por lo que fuera, el vino que querían vender no era muy bueno o estaba picado, los hábiles bodegueros manchegos, daban a probar el vino acompañado de un trozo de queso curado. El fuerte sabor del queso disimulaba el picor del vino.

 

"Las paredes oyen":


Cuentan los cronistas que la reina Catalina de Médicis , esposa de Enrique II, rey de Francia, era muy desconfiada y perseguidora implacable de sus posibles rivales. Para poder escuchar mejor a las personas de las que más sospechaba, mandó practicar una red de taladros, hábilmente disimulados entre las molduras, en las paredes y techos del Palacio Real. Este sistema de espionaje dio origen a la frase "las paredes oyen"

 

"Irse de picos pardos":


En la Edad Media, la ley obligaba a las mujeres de vida alegre a usar, como distintivo de su profesión, una vestidura que les cubría hasta la cintura y estaba rematada de picos de color pardo. Originariamente, la expresión significaba irse con prostitutas, aunque hoy su sentido es más amplio y se extiende a disfrutar de todo tipo de diversión.

 

NOTA:En ocasiones es difícil establecer el verdadero origen de estas expresiones, por eso, es posible que existan otras versiones diferentes a las arribas expuestas. Aunque estas son las más aceptadas.

Relacionado:

¡Vete a la Porra!

Más en:

http://personal.telefonica.terra.es/web/flxcardona/f_hechas_1.htm

Fiascos con Historia

Fiascos con Historia.

 


El récord de erratas lo tiene The Times. En una sola columna de la pag.19 de 1978 se acumularon 97. Todas fueron "po" en vez de "pope" (papa)

La historia está repleta de grandes momentos y también de grandes errores. Ha habido errores monumentales que han costado atrasos, derrotas o muertes. En cambio, hay otros fiascos más leves, que han llegado hasta nuestros días convertidos en anécdotas que, en la mayoría de los casos, lo único que logran es arrancarnos una pequeña sonrisa. He aquí algunos ejemplo de estos últimos.

Cuando el explorador español Fernández de Córdoba llegó a una nueva península y preguntó a los nativos como se llamaba la tierra donde estaban, estos respondían constantemente Yuk ak katán por lo que el lugar recibió el nombre de Yucatán . Lo que no sabía Fernández de Córdoba era que Yuk ak katán significa "no entiendo tu lengua"

Península de Yucatán en México.


Algo parecido le ocurrió al Capitán Cook, en Australia, cuando preguntó por ese extraño animal que avanzaba a saltos a lo que los aborígenes le contestaron Kan ghu ru, que significa "no te entiendo". Es decir, un canguro es en realidad un... "no te entiendo"

James Cook.

También, una población del estado de Alaska llamada Nome, recibe su nombre de un desacertado cartógrafo que copiando un antiguo mapa, se encontró con un enclave marcado como "?Name" (?Nombre) lo que indicaba que la población estaba aún sin bautizar. Nuestro cartógrafo, por despiste o dejadez, lo transcribió como C.Nome o Cabo Nome y así se quedó.

Nome en Alaska.

Para despistes el del museo de la universidad de Minnesota, donde durante 30 años se estuvo exhibiendo un cuadro colgado verticalmente, cuando en realidad fue pintado en sentido horizontal. El cuadro es cuestión es este.

Amapolas Orientales.

Parecido ocurrió en 1961 con el cuadro Le Bateau (El barco) de Matisse , que estuvo durante 47 días colgado boca a abajo en el Museo de arte moderno de Nueva York. Se calcula que lo vieron así unas 116.000 personas. Aunque viendo el cuadro tal vez sea comprensible el error. :-)

Le Bateau.

Fiasco caro el cometido por la NASA en 1962 cuando el Mariner I , que debía de llegar a Venus, comenzó a desviarse de su rumbo nada más lanzarlo y tuvo que ser auto-destruido. El error costó 18,5 millones de dólares de la época y la causa... la omisión de un guión ortográfico en una línea de programación.

Lanzamiento del Mariner I

Para patinazos políticos el del embajador estadounidense ante la ONU, Warren Austin . Se puede decir que estuvo "alumbrado", cuando en 1948, en plena guerra entre árabes y judíos, en un discurso, al buen hombre no se le ocurre otra cosa que sugerir que arreglasen sus desavenencias "... como buenos cristianos (sic)". Ignoro si le lanzaron alguna silla.

Warren Austin "el conciliador"

También en Estados Unidos, la casa de la moneda de allí, puso en circulación unas monedas donde en vez del tradicional "In God We Trust" (En Dios confiamos) se grabó: "In Gold We Trust" (En el oro confiamos). Aunque este lema sea tal vez más acertado que el otro, está claro que fue un error, aunque no se sabe si intencionado o no.

Moneda donde puede leerse el "error"

A la hora de dictar leyes también ha habido grandes fiascos como ocurrió con la promulgación de la ley seca en Estados Unidos. Sirva el dato de que en la ciudad de Nueva York había antes de la prohibición unos 15.000 establecimientos de bebidas pasando a tener 32.000 durante la ley. En total, durante este periodo, se calcula que funcionaron más de 200.000 tabernas clandestinas por todo el país.

 

Cajas de licor requisadas en 1928.

Y ya para terminar, otra ley absurda dictada en el estado de Nueva Jersey donde al darse a conocer el reciente descubrimiento de los rayos X, se prohibió su uso en los binoculares del teatro bajo sospecha de que podían servir para ver desnudo el cuerpo de las damas.... sin comentarios. Como anécdota, decir que en Londres, había quien hacía su Agosto vendiendo ropa interior a prueba de rayos X.

"Sonría, Por favor."
Viñeta de la época sobre la "nueva fotografía de Roentgen", como llamaban a los rayos X.


Visto en el libro:

"El Libro de los Hechos Insólitos" de Gregorio Doval.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres