Blogia

Historias con Historia

Los Amotinados de Alost

Los amotinados en Alost.

No era infrecuente que los ejercitos de cualquier país se amotinaran en numerosas ocasiones, principalmente por retrasos en recibir su soldada. Pero como he comentado alguna vez, los tercios españoles eran peculiares hasta en la hora de amotinarse. Normalmente, el resto de tropas de otros países, se sublevaban en momentos cruciales antes de entrar encombate, sin embargo, los tercios primero se batían si era menester y después se amotinaban con todas las de ley, no fuera que se pensaran que lo hacían por no combatir y es que cualquier cosa antes que se pusiera en duda su gallardía.

Entre los mucho motines que protagonizaron las tropas de los tercios (en Milán, Sicilia, Haarlem, Amberes...) el ocurrido en Alost, es quizás uno de los más sonados y más representativo de esta especial manera actuar.

En Alost (Aalst en flamenco) se encontraban unos 1.600 soldados del tercio de Valdés, algunas de cuyas unidades llevaban más de dos años y medio sin recibir su paga. Hartos de tener que buscarse la vida robando y rapiñando allá por donde pasaban, deciden levantarse en armas pero como debe de ser, con honor.

Primero dejaron salir a los oficiales de alto rango para no ponerlos en el compromiso de tener que elegir entre la lealtad al rey o la de sus hombres y luego nombraron a un jefe que se encargaría de encabezar las negociaciones y de mantener las cosas dentro de un orden. Este cabecilla tiene poder absoluto, incluso posee la potestad de imponer sentencias de muerte a aquellos que no guarden las debidas formas.

Los amotinados en las negociaciones.

Se encontraban los levantiscos en plenas negociaciones para ver si cobraban algo de una vez, cuando les llega la noticia que en la cercana localidad de Amberes, 20.000 rebeldes herejes han atacado a las tropas españolas allí acantonadas (apenas unos 1.000) y que a duras penas resisten dentro del castillo de la ciudad.

Enterado de las difilcutades de sus compañeros, los amotinados de Aalost no lo dudan. Todos estan de acuerdo en:

"socorrer el castillo y ganar la villa o perder las vidas sobre ello"

Salieron de Alost a las tres de la madrugada y antes del amanacer habían recorrido los 40 km. que les separaba de Amberes. Antes de entrar en la ciudad se detienen y se preparan.

<<Pasaron los amotinados con la demás infantería el puente del castillo, y en la contraescarpa de él hicieron oración todos para asaltar, y al fín de ella, guiándoles un soldado, llamado Juan de Navarrete, natural de Baeza, a quien habían hecho su alférez, que llevaba un estandarte y en él pintado un crucifijo de una parte, y Nuestra Señora de la otra, arremetieron los amotinados con sus capitanes por la calle de San Miguel, y Julián Romero con su gente por la de San Jorge, apellidando [gritando] Santiago, España, al cerrar con las trincheras y reparos de los Estados [rebeldes]>>.

Nota: Como en teoría seguían amotinados y se negaban a luchar bajo la bandera del Tercio, el estandarte que se describe arriba es uno fabricado por ellos mismos.

Entre distintos refuerzos que llegaron además de los de Alost, en Amberes se juntaron un total de 2.200 infantes españoles, 800 alemanes y 500 caballos con los que hacer frente a los 20.000 rebeldes y a pesar de semejante superioridad numérica, el empuje de los tercios consiguió desbaratar la líneas enemigas formadas en su mayoría (14.000) por civiles armados y con poca experiencia de combate.

Los tercios hacen huír a los rebeldes.

Pero lo que podía haber sido una brillante y gloriosa victoria a la larga se tornaría en una ingrata pérdida para los españoles. Unos pocos rebeldes se atrincheraron en el ayuntamiento al que se le prendió fuego. Las llamas se extendieron a las casas vecinas y el voraz incendio, que destroza gran parte de la ciudad, se convierte en el inicio del saco de Amberes o Spaanse Furie (furia española) como lo llamaron los holandeses. Las paupérrimas tropas de los tercios, vieron en Amberes la oportunidad de hacer algo de fortuna y fueron tres días seguidos de desmanes y pillajes en donde las víctimas civiles se contaron por miles.

Quema del ayuntamiento de Amberes

La indignación de las provincias y el Consejo de estado por el saqueo no tuvo límites. El día 8 de noviembre firmaron la pacificación de Gante que exigía la salida de los soldados españoles de los Países Bajos, acuerdo que Don Juan de Austria tuvo que aceptar para no perder totalmente el control de las provincias.

El episodio del saco de Amberes también pasó a engrosar la leyenda negra española.

 

Visto en el libro:

La Infantería Legendaria de Fernado Martínez y Jose María Sánchez.

Más en:

http://www.geocities.com/losterciosespaoles/alost.htm

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Premios Darwin con Historia

Un Premio Darwin es un premio irónico que toma su nombre del creador de la teoría de la evolución Charles Darwin, basándose en el supuesto de que el ser humano mejora genéticamente accidentalmente, matándose o esterilizándose por un error absurdo o un descuido. Aunque estos premios vienen "otorgándose " desde hace unos pocos años, sin duda, la historia está plagada de personajes que son merecedores de recibir este galardón. He aquí algunos ejemplos.

 

Menelik II

El emperador de Abisinia Menelik II (1844-1913) sufría una dolencia del corazón sin que sus médicos acertaran a dar con el remedio adecuado. En vista de los escasos resultados y movido por su fe, cogió su biblia particular y arrancando una a una las páginas del "Libro de los reyes", se las fue comiendo. Naturalmente, el emperador no sólo no mejoró sino que murió a los pocos días. Eso sí, no fue del corazón.

 

Estatua de Milón de Crotona

El gran atleta griego Milón de Crotona , ganador de numerosas competiciones y famoso por su extraordinaria fuerza, murió cuando en su vejez, quiso acabar de rajar un árbol entreabierto usando la fuerza de sus brazos. En el intento, las manos se le quedaron aprisionadas en el tronco y al anochecer fue devorado por los lobos.

 

Pinkerton(izq.) junto a Abraham Linlcon.

Allan Pinkerton (1819-1884), fundador de la primera agencia de detectives, la famosa Agencia Pinkerton, murió al morderse la lengua en un traspiés y contraer gangrena.

 

Ludovico Pío

Al emperador Ludovico Pío (778-840) tercer hijo de Carlomagno y sucesor en el trono del Sacro Romano Imperio Germánico, se asustó tanto al presenciar un eclipse solar, que literalmente murió de terror.

 

Enrique Granados.

El compositor español Enrique Granados (1867-1916), quién tenía verdadero terror al mar, volvía de Nueva York en el vapor Sussex cuando este fue torpedeado por un submarino alemán. Al sentir el impacto, Granados presa del pánico, se lanzó al agua. Su mujer, que viajaba con él, se lanzó al agua en un desesperado intento por rescatarle pero fue inútil, ambos perecieron. Lo lamentable, es que el barco no sufrió apenas daños y llego a puerto sin demasiados problemas. Granados y su mujer fueron las únicas víctimas.

 

Arnold Bennet

En 1931, el novelista inglés Arnold Bennet (1867-1931), quiso demostrar a las "incultas" gentes de París que el agua no era la causa de la epidemia de tifus. Para ello, delante de gran cantidad de público, se bebió un vaso de aquel agua. Naturalmente, murió de tifus a los pocos días.

 

Robert Leach junto a su tonel.

En 1911, un tal Robert Leach, se tiró por las cataratas del Niagara metido dentro de un barril. Leech sobrevivió a la caida a pesar de romperse casi todos los huesos del cuerpo y una vez recuperado inició una gira mundial para dar conferencias sobre su experiencia. En Nueva Zelanda resbaló con la piel de una naranja y murió a causa de las complicaciones resultantes de la caida.

 

Cinturon de campeón de lucha.

El gigantesco luchador Turco Yusuf Ismael volvía en 1897 de una gira por Estados Unidos cuando el barco en que viajaba naufragó. Aunque todo el pasaje pudo salvarse, Yusuf murió ahogado al negarse a deshacerse de los cinturones de oro que había ganado en sus combates.


 

Visto en el libro:

El Libro de los Hechos Insólitos de Gregorio Doval.

 

Humor en Blanco y Negro

Como voy a estar entre diez o doce días sin poder actualizar el blog (avisaos quedaisTodo bien) y voy a estar algo desconectado de todo esto, he pensado en comenzar a desengacharme desde ya.

Por este motivo, la última entrada hasta mi vuelta, no será sobre historia y me voy a marcar un "Off-Toppicazzo".

Por medio de un E-Mail (mil gracias a 150bel) he desubierto a un tal René Maltête, un fotógrafo francés(1930-2000) al que definen como un "fotógrafo Humanocómico" cuya peculiar visión de la vida me ha sorprendido y agradado tanto, que es de esas cosas que te apetece compartir.

René es un fotógrafo de lo cotidiano, del día a día, pero visto desde su especial punto de vista. Su genial enfoque logra que la escena más trivial se convierta en un divertido guiño provocándote un sonrisa y hacer eso con la rutina diaria, creo yo, tiene mucho merito. Espero os gusten. Hasta la vuelta.

 

A veces la ayuda no es suficiente

¿El ser humano termina pareciéndose a lo que vende?

¿Estaba señalizando a la derecha?

Prisión - abierto. ¿?

Un ser de cuatro piernas y una cabeza

¿Vienes mucho por aquí, cuerpazo?

!Extraordinario Incendio¡

Esta vez voy a ganarle.

¡Qué frío! Ahora vuelvo.

¡Qué estoy trabajando!

¿Un personaje de Star Wars a la española?

Descarga de agujeros.

No hay duda que el chaval sale a los padres.

Me ha parecido ver una linda sirena.

Sssss... Gente trabajando.

¡He ganado yo! ¡No, he ganado yo!

Ya que hoy vamos de Off-toppic, aprovecho para recomendaros un blog. No tiene nada que ver con la historia, pero en este mundo de internet, tan ruidoso a veces , es un alivio encontrar la página de 150bel . Un pequeño oasis donde sólo encontrarás luz azul, formas bellas y bonitas palabras. Es decir, buen rollito. ;-)

La Maniobra Taran

El Taran en ruso (se pronuncia Tarán) o Ramming en inglés es el nombre que recibe la última y más desesperada maniobra que pueda realizarse en combate, es decir, el morir matando. Y es que un hacer un Taran es arrojarte contra tu enemigo cuando no tienes ni municiones ni posibilidades de escapar.

Los Taran pueden realizarse en combates terrestres, navales o aéreos, siendo los Taran navales los más conocidos y los que que se llevan practicando desde hace más tiempo, pues el uso de abordajes o arietes en barcos para destruir la nave contraria, viene de épocas muy antiguas.

Un galeón Alemán embiste a unas galeras españolas en 1602

 

 

Este caso es muy reciente, de 1982. Un barco soviético realiza un Taran contra un destructor americano como maniobra disuasoria para que no entre aguas soviéticas.

Pero son, sin duda, los Taran aéreos son los más espectaculares y mortales. La primera vez que se usa esta peligrosa maniobra en el aire es el 27 de Agosto de 1913 y la realiza un piloto ruso llamado Piotr Nesterov. (NOTA: Nesterov tiene también el honor de ser el primer piloto en realizar un LOOP completo con un avión)

Nesterov y una ilustración donde se representa su último Taran en 1914 al que no sobrevivió.

Había varias modalidades de ataque Taran en el aire. Una era acercarse al avión enemigo por detrás hasta conseguir dar con las helices en el timón trasero y destrozarlo.

Otro "estilo" es impactar con el borde de ataque de las alas contra las frágiles superficies de control (alerones, timón de profundidad, timón de dirección) del avión enemigo causándole daños severos, mientras que el daño en el borde de ataque es mínimo gracias a su fuerte estructura. Algunos modelos de aeronaves estaban especialmente reforzados para este tipo de ataque.

Otra variante cuando se volaba a baja altura era posicionar un ala debajo de un ala del oponente e impulsarle mediante un alabeo para hacerle perder el control y estrellarse, debido a la baja altitud.Y por último el taran llamado Taraniy udar, que era cuando embestías al contrario sin miramientos, cayera quien cayera.

Puede parecer que esta maniobra tan suicida se realizó en contadas ocasiones, pero se utilizó con profusión y solamente durante la segunda guerra mundial hay documentados más de 600 casos. Incluso hay varios casos en la guerra civil española como el realizado por un piloto soviético, durante los bombardeos sobre Barcelona, que abatió un bombardeo alemán golpeando con su tren de aterrizaje sobre el ala del enemigo derribándolo.

Extañamente y a pesar de lo peligroso que resulta hacer un Taran, según las estadísticas del ejercito soviético, tan "sólo" falleció el 37% de los pilotos que lo realizaron. Desde luego es poco cuando, a primera vista, cualquiera apostaría por un 100% de bajas.

Durante la II Guerra mundial se desarrollaron varios aviones con ciertas características especiales para poder hacer un Taran y que tuviera más garantías de supervivencia.

Este modelo tenía la cabina del piloto eyectable

Este que tiene todos sus puntos de ataque reforzados

 

Pero el más curioso es esta especie de "ariete aéreo" con doble motor a reacción llamado Northrop XP-79

El piloto iba echado para soportar mejor las fuerzas G.

Ninguno de estos proyectos llegó a entrar en combate y fueron todos desestimados.

 

Relacionado: Primeros Combates Aéreos.

 

Más en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Taran

http://en.wikipedia.org/wiki/Ramming

¡Piedad para la Belleza!


Cabeza de Afrodita cuya modelo habría sido Friné.

Friné nació en el 328 a.d.C. y fue considerada una de las mujeres más bellas de la antigua Grecia. Al nacer, le pusieron el nombre de Mnesarete que significa "conmovedora de la virtud", aunque sus padres no pudieron estar más desacertados con el nombre, pues se convertiría en una de las más cotizadas Hetarias (especie de prostituta de lujo) de Atenas.

La hermosura de su cuerpo era tal, que continuamente era comparada con Afrodita diosa del amor y la belleza. Cuentan que en una ocasión, en un festival, se soltó los cabellos, se desnudó y se sumergió en el mar inspirando al famoso Apeles para pintar su fresco de Afrodita Anadiomena.

Fresco de Apeles de "Afrodita Anadiomena", que se encuentra en Pompeya.

También, en varias ocasiones, Friné sirvió de modelo al conocido escultor Praxíteles quien esculpió su cuerpo en varias figuras de Venus. (Venus es la Afrodita romana)

Una copia marmorea de la llamada Venus de Cnido tal como se exhibió en los siglos XIX y XX. Se cree que la modelo de esta escultura fue Friné.

De la vida de Friné (cuyo nombre significa sapo, al parecer por el color de su piel) nos han llegado varias anécdotas. Una de ellas ocurrió estando en una cena con Praxíteles en su casa. El escultor le dijo que escogiera de su taller, la estatua que quisiera como pago a sus servicios.

Como Friné no entendía de esculturas y naturalmente quería llevarse la de más valor, le dijo a uno de sus criados, que en un momento dado de la noche, entrara en la sala gritando "¡Fuego. Hay fuego en el taller!.

Cuando entró el criado dando voces, Praxíteles rápidamente exclamó: "¡Salvad a mi Eros. Salvad a mi Eros!". Como es de suponer, Friné se llevó el Eros para su casa.

Eros de Praxíteles. (copia)


Pero quizás, la anécdota más conocida fue cuando la denunciaron acusándola de Impiedad. La impiedad era como una especie de herejía o sacrilegio y era un delito muy grave(fue el delito por el que se sentenció a muerte a Sócrates).

La defensa de Friné corrió a cargo de Hipérides , un excelente orador. Sin embargo, aunque Hipérides desplegó toda su capacidad oratoria nada parecía convencer al tribunal y la cosa no pintaba nada bien para Friné. En un último argumento desesperado, Hipérides se dirigió a Friné e hizo que se despojara de sus vestiduras quedando desnuda ante el tribunal.

"¡Olvidad si os parece todos mis anteriores argumentos!

Exclamó Hipérides.

Pero ved... ¿No lamentaréis condenar a muerte a la propia diosa Afrodita?

¡Piedad para la belleza!"

Friné ante el tribunal. Jean-León (1861)

Este último y desesperado intento pareció dar resultado pues Friné fue puesta en libertad inmediatamente. Se puede decir que triunfó la "verdad desnuda".

Friné amasó una gran fortuna a lo largo de su vida, ayudó a financiar la construcción de las murallas de Tebas y levantó en su casa una estatua de Zeus de oro macizo.

Sin embargo la edad no perdona y los años de vejez los pasó probando multitud de afeites, ungüentos y pócimas para conservar su belleza. Tanto es así, que se decía que "Friné ha convertido su rostro en una botica".

 

Visto en el libro:

El libro de los hechos insólitos de Gregorio Doval.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Emperador que Quiso ser Emperatriz

El Emperador que Quiso ser Emperatriz.


Heliogábalos, gran sacerdote del sol. Pintura de 1866

El imperio Romano nos ha dejado una amplia lista de emperadores. Algunos de ellos fueron grandes gobernantes que consiguieron grandes logros y su recuerdo ha llegado hasta nuestros días cargado de gloria y honor. Pero otros en cambio, han pasado a la historia debido a sus excesos y desmanes, como es el caso de Marco Aurelio Antonino, más conocido como Heliogábalo (204 - 222 d.C.).

Sexto Vario Avito, que era su verdadero nombre, ya mostró signos de su gusto por los excesos desde bien temprano. Siendo aún muy joven, rendía culto al dios Elagábalo (de quien cogería su nombre posterior) deidad erótica de los fenicios y a otros dioses fálicos cuyos ritos tenían tenían un fuerte componente sexual.

Busto de Heliogábalos. Museo capitolino

Con 14 años subió al poder y su desfile de coronación lo hizo sobre un carro tirado por mujeres desnudas. Su primer acto como emperador fue casarse con una sacerdotisa vestal (acto considerado enormemente sacrílego) por el simple placer que le producía aquella provocación. Y aunque se casó varias veces su predilección sexual siempre fueron los hombres, acostumbrando a escapar de palacio disfrazado de mujer para visitar los burdeles de la ciudad.

Su gusto por la transexualidad queda reflejado en este párrafo de Elio Lampridio.

"representaba en la corte la leyenda de Paris, haciendo él mismo el papel de Venus, de tal manera que, inesperadamente, dejaba caer sus vestidos hasta los pies y se ponía desnudo, de rodillas, con una mano en pecho y otra en los genitales, echando hacia atrás sus nalgas y presentándoselas a su amante. Depilaba todo su cuerpo y configuraba además su rostro con la misma figura que a Venus, pues se consideraba capaz de satisfacer la pasión de muchísimas personas."

Su transexualidad era tan explícita, que llegó a ofrecer unas enormes cantidades de dinero a aquel que fuera capaz operarle sus genitales para cambiar su sexo. Naturalmente nadie era capaz de algo así en aquella época y tuvo que conformarse con una circuncisión.

Pero por lo que resulta más tristemente conocido es por su retorcido sentido del humor y es que Heliogábalo era una especie de "niño travieso", con la diferencia de que sus travesuras, a menudo costaban vidas.

Moneda de oro con la efigie de Heliogábalos.

Todo aquel que era invitado a sus banquetes, seguramente antes se despedía de los suyos y preparaba testamento, pues las fiestas que organizaba el emperador solían ser, cuando menos, sorprendentes.

Una de sus diversiones predilectas era invitar a cenar a los siete hombres más gordos de Roma. Se les sentaba en almohadones llenos de aire que eran pinchados de improviso por unos esclavos, derribando al suelo a los obesos comensales. A menudo la comida que se servía era artificial, elaborada con cristal, mármol y marfil o contenía arañas y excrementos. Lo malo, es que la etiqueta romana exigía que la comieran y el emperador disfrutaba viendo como lo hacían. Otra de sus brillantes ideas fue la de derramar pétalos de rosa sobre sus invitados. A simple vista no parece muy peligroso, pero lo que ocurrió fue que se arrojaron tal cantidad de pétalos, que algunos de los asistentes se asfixiaron.

Las rosas de Heliogábalos. Lawrence Alma-Tadema 1888

En otra ocasión, al final de un banquete, cuando la gente ya estaba atiborrada de vino y comida, al "angelico" no se le ocurre otra cosa que cerrar todas las salidas del salón y soltar dentro un montón de fieras salvajes. Es fácil imaginar el pánico de los asistentes que ignoraban que el emperador había ordenado extraer los dientes y las zarpas a las fieras para que, al menos, no se comieran a nadie.

En ocasiones se hacía construir un baño suntuoso, lo utilizaba una sola vez y luego lo mandaba destruir. Se dice que fue el primero de los romanos que usó vestidos confeccionados totalmente en seda, llamado mendigos a los que usaban por segunda vez una vestimenta que se hubiera lavado. Jamás emprendió un viaje con menos de sesenta carruajes y disponía de carros cubiertos de piedras preciosas y oro despreciando los que estaban hechos de plata, marfil o bronce.

Julia-Paula, una de las mujeres del emperador.

Heliogábalo vació las arcas del estado y el descontento entre los romanos iba en aumento, pero la gota que colmó el vaso, fue cuando quiso casarse con un enorme esclavo muy bien dotado llamado Hieracles de quien , parece ser, se enamoró. La intención era abdicar en el esclavo para que fuera emperador y así él convertirse en emperatriz de Roma.

Julia, madre de Heliogábalos. Permisiva con el comportamiento de su hijo, fue la verdadera gobernante de Roma en ese periodo.

Finalmente, su guardia pretoriana, apoyada por la abuela del emperador, mató a Heliogábalo (tenía 18 años) junto a su madre. Le ahogaron en una letrina, arrastraron sus cuerpos por las calles y luego fueron arrojados al río.

 

NOTA ACLARATORIA: Siguiendo la sugerencia (muy acertada) del comentario de Rámiro , hay que aclarar que la mayoría de las historias que nos han llegado de Heliogábalo, son de cronistas posteriores y a quien no consideraban, precisamente, un ejemplo a seguir, por lo que hay que tomar estos relatos con algo de escepticismo. Aún así, este tipo de crónicas, casi siempre tienen una base real y como también dice Isabel en otro comentario, se sabe a ciencia cierta que el "chaval" no era ningún angelito y su vida siempre estuvo rodeada de excesos.

 

Más en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Heliog%C3%A1balo

http://victormacias.blogia.com/2004/110202-heliogabalo-el-horrible.php

Historias de Palabras II

Historias de Palabras II


El lenguaje, y con él las palabras, ha acompañado al ser humano a lo largo de su historia. Por este motivo también muchas de las palabras que usamos habitualmente tiene una historia que en la mayoría de los casos es sorprendente.

Arteria: Las arterias en los cadáveres acostumbran a estar vacías, por eso el griego Praxágoras , a estos vasos sanguíneos, les dio el nombre de ártheria que significa tubo hueco, por donde según él, circulaba el aire por el cuerpo. Aunque desde tiempos de Galeno(129-199) se sabe que esto no es así, el nombre ha permanecido invariable.

Azafata: Un azafate era como llamaban los árabes a una bandeja donde las mujeres ponían sus joyas, perfumes y demás... Posteriormente azafate sería la doncella que portaba esta bandeja y que ayudaba a las grandes señoras a vestirse y acicalarse.

Bigote: Cuando Felipe I El Hermoso llegó a España para ser coronado, vino acompañado de una camarilla de caballeros alemanes y flamencos que lucían unos imponentes mostachos que continuamente se atusaban a la vez que exclamaban con grandes voces: ¡bi Gott!, algo así como !Pardiez! o ¡Vive Dios!. Con cierto tono de sorna, los españoles, comenzaron a llamar a estos extranjeros y a sus mostachos los Bigotes.

Gay: Fueron los antiguos galos quienes comenzaron a usar la palabra gay(alegre, amigo de los placeres) para referirse a las personas que practicaban el amor homosexual. Posteriormente se designaba así a las prostitutas y a cualquier indeseable social pero fueron los británicos quienes comenzaron a usarla como insulto hacia los homosexuales.

Melancolía: Viene del griego y esta formado de dos palabras mélan que significa negro y khole que significa bilis. Y es que para los griegos, la tristeza y el mal humor, es decir, la melancolía, era una subida de la "bilis negra"

Paparazzi: Proviene de Paparazzo que es el apellido de un personaje de la película de Fellini , La Dolce Vita cuya profesión es la de.... pues sí, fotógrafo de prensa.

Persiana: En el siglo XVIII corrió por Francia una fuerte moda por lo oriental y especialmente por lo Persa. Fue entonces cuando se impuso la utilización de las persienne (propio de persia) para las ventanas, ya que eran como las usadas por los Persas.

Quinto: Los quintos nacieron en un mandato de Felipe V en 1752 con el que pretendía acabar con los privilegios de las clases favorecidas en los reclutamientos . Según esta orden, se debía de agrupar a los mozos reclutables de cada localidad en grupos de cinco y el último de cada grupo, es decir, el quinto, era el que "chupaba mili".

 

Felipe V

 

Trapichear: En los tiempos de la colonización Española en América, existieron unos pequeños talleres de tipo familiar donde se manufacturaba caña de azúcar, cereales, metales... y que se llamaban trapiches. Debido a la poca importancia y venta de estos negocios, se comenzó a usar la palabra trapichear para designar las pequeñas ventas o la venta al menudeo.

Tosco: Los romanos llamaban tuscus a aquellos que vivían en el Vicus Tuscus, que era el peor barrio de la ciudad. Posteriormente, por extensión, se llamaba tuscus a cualquiera que fuera desvergonzdo, basto o grosero.

 

Más en:

Historias de las Palabras I

Visto en el libro:

Palabras con Historia de Gregorio Doval.

 

La Máquina de la Verdad

La Máquina de la Verdad.


El encontrar un modo de distinguir cuando una persona miente o dice la verdad es algo que nos viene de antiguo. Hace siglos que se relacionan ciertas reacciones del cuerpo, como la sudoración o el nerviosismo, a la mentira.

Por ejemplo, en China mientras se sometía a alguien a un interrogatorio, se le hacía sujetar un tazón lleno de arroz con la boca. Se creía que cuando alguien miente deja de salivar y por eso, si al final de las preguntas el arroz estaba seco, significaba que el reo estaba mintiendo y si lo humedecía con la saliva es que decía le verdad. También, en algunas zonas de África, cuando había varios sospechosos de cometer un crimen, se les daba un huevo que tenían que irse pasando de mano en mano mientras se les hacían las preguntas. A aquel que se le cayera el huevo o lo rompiera, era el que mentía.

 

Primer aparato que utilizó el nombre de polígrafo. Aunque su uso era médico.

Soluciones tan peregrinas como estas se han estado usando durante siglos hasta que en 1930, Leonard Keeler , tuvo la idea de construir el primer detector de mentiras o polígrafo. Lo curioso es que la idea nació de lo que por si , era ya un embuste. Ocurrió cuando Keeler, que era inspector de policía en Chicago, asistió a los interrogatorios de un compañero suyo, quien tenía cierta fama por su efectividad a la hora de conseguir confesiones. Este policía, además de los rudos y clásicos métodos de interrogatorio, utilizaba un extraño artilugio.

El aparato en cuestión no era más que una caja de madera con dos bombillas en la parte superior, una verde y otra roja, que el policía accionaba a su antojo con un interruptor disimulado. Al incauto prisionero se le hacía creer que aquello era una "máquina de la verdad" y que si decía alguna mentira, entonces a ese cacharro se le encendería la luz roja y que podía irse preparando... Según cuentan, los sospechosos cantaban hasta por Soleares. ;-)

Keleer pensó que podía construirse algo parecido y que además funcionara de verdad, por lo que convirtió aquella caja con un par de bombillas en algo un poco más "profesional" .

 

A la "máquina de la verdad" le añadió un cardiógrafo (mide pulsaciones y presión sanguínea), un pneumógrafo (ritmo respiratorio) y un galvanómetro (resistencia eléctrica de la piel, sudor) además de varios mecanismos que movían una aguja entintada que registraba las reacciones. A pesar de que ya había algunas máquinas que hacían algo parecido, este aparato que Keleer patentó y comercializó, es considerado oficialmente el primer polígrafo.

 

NOTA: Está demostrado que los polígrafos no son fiables y que pueden ser engañados por lo que sus resultados no suelen ser aceptados en juicios.

 

 

 

Visto en el libro:

"El Libro de los Hechos Insólitos" de Gregorio Doval.

Más en:

http://www.umw.edu/hisa/resources/Student%20Projects/Singel/students.umw.edu/_ksing2os/polygraph/origin.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres