Blogia
Historias con Historia

El oficio más antiguo del mundo.

Una músico se viste de nuevo bajo los ojos de su cliente.

Todos sabemos cual es el oficio más antiguo del mundo y aunque seguramente sea "casi" cierto que es así, es difícil delimitar cuando el ser humano empezó a realizar intercambios a cambio de favores sexuales. Si tenemos en cuenta que, en la actualidad, entre ciertos chimpances existe un sistema social bien establecido en el que, entre otras interacciones, las hembras ofrecen sexo a cambio de comida, y también como mecanismo de resolución de conflictos, podríamos asegurar que la prostitución existe desde que el hombre tuvo la primera erección.

Una de las formas más antiguas de prostitución de la que existen registros históricos es la prostitución religiosa, supuestamente practicada inicialmente en Sumeria. Antiguos historiadores documentan la existencia en Babilonia de la obligación para todas las mujeres, al menos una vez en su vida, de acudir al santuario de Militta para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico.

Sin embargo fue en la época Helenística, cuando la prostitución comenzó a ser un gran negocio. Tanto es así, que los burdeles fueron uno de los principales motores económicos de la ciudad de Atenas. Hasta tal punto fue importante este negocio, que muchos historiadores lo apuntan como una de los principales motivos del gran poder que llegó a adquirir la ciudad.

 

Atenas fue destino preferido de todos los barcos para recalar con sus barcos y es que sus casas de citas tenían fama en todo el mundo antiguo. Se podría decir, salvando las distancias, que fue el primer destino de "turismo sexual".

La prostitución estaba perfectamente regulada y pagaban sus impuestos, incluso llegaron a tener prostíbulos estatales a precios más módicos. También existían tres categorías de prostitutas:

Las pornai, que eran las más inferiores en el escalafón. La palabra proviene de pérnêmi que significa "vendida". Son generalmente esclavas, propiedad del pornoboskós o proxeneta, literalmente el «pastor». Debían de ir vestidas de una manera determinada para que se distinguiera su condición.

Después estaban las independientes. Estas se maquillaban de forma llamativa y ofrecían directamente sus encantos en la calle. A veces se servían de reclamos para atraer a los clientes y es que se han encontrado unas sandalias con las que según se iba andando, dejaba una huella en el suelo que ponía ΑΚΟΛΟΥΘΙ, AKOLOUTHI («sígueme!»). Estas prostitutas son de orígenes diversos: mujeres que no encuentran otro empleo, viudas pobres, antiguas pornai que han logrado independizarse. Debían estar registradas y pagaban un impuesto. Sus tarifas varían con el tiempo, desde 5 dracmas por visita a una especie de bono de doce servicios por el mismo precio.

 

Cortesana recibiendo el pago de su cliente.

 

Finalmente estaban las Hetairas o Hetaeras. Las hetaeras se hallan en la cima de la jerarquía de las prostitutas. Contrariamente a las otras, no sólo ofrecen servicios sexuales y sus prestaciones no son puntuales (de manera literal, en griego hetaíra significa «compañía»). Comparables en cierta medida a las geishas japonesas, poseen una educación esmerada y son capaces de tomar parte en las conversaciones entre gentes cultivadas. Eran las únicas entre todas las mujeres de Grecia (excepto las espartanas) que recibían una esmerada educación. Eran independientes y podían administrar sus bienes.

No era extraño personas que establecían una relación con estas hetairas paralela a la de su matrimonio oficial. Incluso hubo varias hetairas que influyeron notablemente en personajes famosos como es el caso de Tais que fue compañera de Alejandro Magno, que se enamoró profundamente de ella y de Ptolomeo I , fundador de la dinastía Ptolemaica

 

Más:

http://es.wikipedia.org/wiki/Prostituci%C3%B3n_en_Grecia_Antigua

http://es.wikipedia.org/wiki/Prostituci%C3%B3n#Historia

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Arc -

Interesante.

Hay un libro muy interesante dedicado al tema, y editado en castellano, titulado "La prostitución en Grecia y Roma" escrito por Violaine Vanoyeke. Hace mención a que algunas matronas romanas se hacían inscribir como prostitutas para escapar de los castigos que se aplicaban a las mujeres adúlteras.

En la Edad Media algunos burdeles sufragaron universidades y ayuntamientos. Hay una historia sobre la "Abbaye" de Toulouse, acogida a carta real. Obligadas por los ciudadanos a vestirse con símbolo distintivo (echarpes blancos) que indicara su condición de prostitutas, las mujeres se negaron a ello e iniciaron una huelga que repercutió en la caja de la universidad y obligó a la mediación del rey.

En el aspecto biológico es de destacar que desde la Edad Media hasta el siglo XIX se discutió en ambientes eruditos la esterilidad de las prostitutas. Había teorías de todo tipo desde la creencia de que su útero era un infierno que quemaba la semilla masculina hasta la afirmación de que las mujeres se quedaban embarazadas sólo cuando estaban enamoradas de un hombre.

àngels miarnau -

O Teodora, inteligentísima mujer que pasó de la prostitución al poder: llegó a gobernar Constantinopla al lado de Justiniano, con una visión política más acertada que la de muchos miembros del gobierno. Está muy bien explicado en una vieja y apasionante novela, "La Hembra", creo que de Paul Wellman.
Me encanta tu blog.
Àngels

Gin -

Hay veces que me da la sensación de que si no fuera por la entrepierna habrían extinguido a la mujer hace mucho tiempo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres