Blogia
Historias con Historia

El Tanque Volador (Antonov A-40)

El Tanque Volador (Antonov A-40)

Desde luego, los tanques no es uno de mis temas favoritos(ni de lejos) y pensaba que mi capacidad de asombro había quedado superada con el "Tsar-Tank" , pero heme aquí que, caprichos del destino, me encuentro ni más ni menos, con... ¡UN TANQUE VOLADOR¡. Así que no he podido aguantarme... Os presento al "Antonov A-40".

 

 

Durante la II Guerra Mundial, la idea de lanzar tanques desde aviones no era nueva. Con grandes paracaidas o simplemente dejándolos caer desde unos pocos metros(preferiblemente donde hubiera agua) los tanques eran transportados por aviones y acercados al frente de batalla. Pero había numerosas pegas. La tripulación se lanzaba lejos y tardaba en llegar a los vehículos con los riesgos que eso suponía(pérdida de vehículos u hombres). Tampoco se podían lanzar excesivamente cerca de los campos de batalla pues los aviones de transporte corrían el riesgo de ser derribados, etc.. Por eso se ideó un tanque con alas.

El Ingeniero soviético Antonov le colocó unas alas biplanas y un timón doble a un tanque soviétivo T-60 con la idea de soltarlo a cierta distancia del objetivo y que el tanque fuera planeando hasta el mismo campo de batalla. El tanque fue aligerado de peso en lo posible , rebajando armamento, munición e incluso hasta llevando el combustible justo. Pero no funcionó, un único vuelo de prueba fue suficiente para desestimar el proyecto. Aunque al parecer, el ingenio planeo algunos metros y evitó estrellarse el asunto era demasiado costoso, peligroso y los aviones de entonces apenas podían con semejante invento.

Aunque los Rusos no fueron los únicos en intentarlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres